Curso Mindfulness y Autocompasión Consciente (MSC)

Curso Mindfulness y Autocompasión, 8 semanas

Cultivando la autoaceptación y el autocuidado, para vivir con confianza, compasión y autenticidad

Inicio en Octubre, de 19 a 22h

¿Qué nos impide ser más amables y compasivos con nosotros mismos en un mundo que nos entrena a juzgar, criticar, comparar, culpar y avergonzar?

La autocompasión es la base de la curación emocional en Mindfulness. Al ser conscientes, en el momento presente, de estar luchando con sentimientos de inadecuación, desesperación, u otras emociones dolorosas, permite responder con amabilidad y comprensión.

Mindfulness y Autocompasión Consciente o Mindful Self-Compassion (MSC) es un programa de entrenamiento de 8 semanas, diseñado para cultivar la habilidad de la autocompasión o aceptación incondicional de uno mismo.

Basado en la investigación de Kristin Neff y la experiencia clínica del psicólogo Christopher Germer, PhD -líder en la integración de mindfulness y psicoterapia-, el MSC enseña principios básicos y prácticas que nos permiten responder a nuestro sufrimiento con calma, atención y comprensión.

La compasión hacia uno mismo proporciona fuerza emocional y resiliencia, favorece el aprendizaje y el cambio, favorece el perdón y las relaciones sanas y auténticas, y nos permite recobrar la confianza y la autenticidad.

Los tres componentes clave de la autocompasión son el ser conscientes de que estamos sufriendo (mindfulness), el sentimiento de que no estamos solos (humanidad compartida) y el abrirnos a cultivar una actitud amable hacia nosotros.

La autocompasión puede ser aprendida por cualquier persona, incluso aquellos que no recibieron suficiente afecto en la infancia o que se sienten incómodos cuando son amables consigo mismos.

Uno de los trabajos más importantes que podemos hacer en nuestra vida es profundizar en la habilidad de vivir con amabilidad y compasión hacia nosotros mismos, y observar cómo eso se expande y afecta a cada persona con la que nos relacionamos.

Al iniciar el viaje de la auto-aceptación nos damos cuenta de que es un trabajo que se va profundizando con el tiempo, y algo que requiere un compromiso continuo.

La autoaceptación es una habilidad que podemos cultivar y que nos invita a abrirnos a nuestros sentimientos incómodos y ver qué se esconde tras ellos.

Cuando lo hacemos, dejamos de rechazar cualquier parte de nosotros mismos y descubrimos nuestro propio valor intrínseco y nuestra bondad innata.

Aprendemos a movernos desde el aislamiento a la conexión, y desarrollamos un aprecio por nuestra humanidad compartida.

Y esta aceptación es contagiosa. Cuando nos aceptamos a nosotros mismos, dejamos de refrenarnos y tomamos riesgos. Empezamos a vivir con conexión, autenticidad y valentía.

Entrenados para ser duros con nosotros

En nuestra vida, nos han enseñado a ser amables y compasivos con los demás y, por lo general, duros con nosotros mismos. A menudo, no hemos recibido el tipo de apoyo que necesitábamos para sentirnos confiados, tranquilos y seguros en cualquier circunstancia.

Cuando las cosas iban mal y fallábamos en algo, en lugar de palabras de ánimo afectuosas, a menudo hemos recibido juicios, evaluaciones, comparaciones y sentencias que nos decían, muchas veces con dureza, que debíamos mejorar y cambiar.

Aprendimos así a tratarnos de manera dura y hasta cruel. Es común que vivamos con un policía ‘malo’ en nuestro interior que nos dice cosas como que ‘no soy suficientemente bueno, soy un desastre, soy un fracaso, no merezco..’.

Los comentarios autocríticos, autoexigentes y desvalorizadores generan vergüenza y son de hecho uno de los elementos comunes de la ansiedad y la depresión, dos de los grandes males de nuestra sociedad.

Pero, ¿qué significa realmente la compasión y en qué puede ayudarnos? Compasión significa sentir el sufrimiento y querer aliviarlo. El objetivo de este curso es deshacernos del condicionamiento que nos obliga a ser duros con nosotros mismos y abrir el corazón a nuestras dificultades, aprendiendo a atendernos con el afecto que merecemos y necesitamos para afrontar cualquier adversidad.

Para vivir una vida con seguridad y confianza, para poder ser compasivos, valientes y auténticos y poder afrontar los retos de la vida, necesitamos dominar las voces autocríticas internas que nos machacan y cultivar un estado interno de auto apoyo verdadero.

El MSC es un viaje hacia la amabilidad, aceptación y reconciliación  con uno mismo, cultivando un apoyo incondicional interno que nos permita recuperar nuestra energía ante cualquier situación.

El programa MSC

Mindfulness y Autocompasión Consciente o Mindful Self-Compassion (MSC) es un programa de entrenamiento de 9 semanas, diseñado para cultivar la habilidad de la autocompasión o la aceptación incondicional de uno mismo.

 

Es una actitud valiente que nos protege de ser dañados, incluyendo el daño que involuntariamente nos inflingimos sobre nosotros mismos mediante la autocrítica, el aislamiento o el ensimismamiento obsesivo.

La compasión hacia uno mismo proporciona fuerza emocional y resiliencia, favorece el aprendizaje y el cambio, permitiéndonos reconocer nuestros defectos, motivándonos a nosotros mismos con amabilidad, perdonándonos cuando sea necesario, ayudándonos a relacionarnos con los demás desde el corazón y a ser más auténticos.

La investigación sobre el tema ha demostrado que el entrenamiento en este programa aumenta la auto-compasión o aceptación de uno mismo, la compasión hacia otros, el bienestar emocional, disminuye la  ansiedad, la depresión y el estrés, fomenta el autocuidado, ayudando al mantenimiento de hábitos saludables como dieta y ejercicio, así como a tener relaciones personales satisfactorias.

Los objetivos del curso son:

  • Comprender e integrar los beneficios de la autocompasión.
  • Crear hábitos de autocompasión y autocuidado en la vida diaria.
  • Dejar la autocrítica y cultivar una voz interna amable y compasiva, que ayuda para cualquier cambio.
  • Manejar las emociones difíciles con mayor facilidad.
  • Transformar relaciones dolorosas y atender nuestras necesidades no satisfechas.
  • Cultivar la ecuanimidad y la conexión sana con los demás.
  • Saborear la vida y cultivar felicidad.

Los beneficios del curso son:

  • Reducción del estrés, depresión y ansiedad.
  • Reducción del pensamiento obsesivo, vergüenza, perfeccionismo y miedo al fracaso.
  • Sentimientos de mayor conexión con las personas.
  • Mejora de la safisfacción vital, felicidad, valentía y auto-confianza.
  • Mayor optimismo, curiosidad, creatividad, perdón, gratitud y resiliencia.
  • Establecimiento de hábitos positivos.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico.

En el MSC aprendemos prácticas que nos ayudan a dejar de luchar con nosotros mismos y a aliviar nuestro sufrimiento cultivando la sensibilidad, la ecuanimidad y la firmeza sin necesidad de dureza. Invitando a la calma, la suavidad y la ternura y comprobando su poder para ayudarnos a cambiar lo que sea que necesitemos cambiar y a afrontar cualquier situación vital.

Un sólido apoyo interno que nos permitirá ver la vida y a los demás desde otra perspectiva más amable y realista, permitiéndonos sentirnos seguros y en paz.

La mala fama de la autocompasión

La compasión y sus compañeros: la empatía, la amabilidad, la benevolencia, la gentileza, la ternura, tienen mala fama, ya que nos sugieren debilidad, sensiblería o pasividad.. Incluso creemos que si nos permitimos sentir todas esas emociones nos convertiremos en un felpudo que la gente puede pisar o que nos verán blandos y ñoños y nos perderán el respeto y la autoridad.

Sin embargo, nada es más fuerte -fiero y amable a la vez- que un corazón compasivo. Pensemos en lo que una madre es capaz de hacer por un hijo en peligro. No provoques a esa madre. No confundamos amor incondicional con debilidad.

La fortaleza última reside en confiar que el corazón puede abrirse sin sentirse pisoteado, no porque no haya gente cruel ahí fuera capaz de pisotear las partes más tiernas y vulnerables de nuestro ser sin contemplaciones, sino porque, cultivando autocompasión, puedes convertirte en el fiero protector de tu propio corazón sin necesidad de cerrarlo o amurallarlo.

Debido a que tú eres tu propio apoyo y sostén, el amor puede fluir a través de ti sin obstáculos mientras compartes con los demás desde un lugar cálido y relajado. Además de la relajación y alivio que aporta relacionarse con uno mismo desde ese lugar.

Lee aquí el artículo de Kristin Neff sobre los 5 mitos falsos que nos hacen rechazar la autocompasión.

Nuestra naturaleza es compasiva

Nuestro cerebro está cableado para la empatía y la compasión. La compasión, el altruismo y la cooperación son de hecho lo que nos ha permitido prosperar como especie en diferentes etapas evolutivas, ya que como seres humanos nos necesitamos unos a otros.

Otra parte más primitiva, importante y poderosa de nuestra mente, nuestro sistema de supervivencia, está sin embargo cableada para defenderse de las amenazas y funcionar desde el miedo, incluso si eso nos lleva a un individualismo y narcisismo exagerados.

El cultivo de la compasión es, por tanto, una habilidad y requiere un entrenamiento consciente.

¿Qué bloquea la compasión?
El trauma no sanado, el miedo, la autoprotección, el egocentrismo, el sentimiento de necesitar ocuparse de uno en un mundo en el que “devorar o ser devorado”, la sensación de que para cambiar hemos de ser duros e implacables con nosotros, en definitiva, la falta de confianza y nuestro sistema de supervivencia.

Durante el programa realizaremos prácticas para ‘desamurallar’ nuestro corazón y aflojarnos, lo que nos permitirá aliviar el sentimiento de lucha y esfuerzo con el que a menudo vivimos nuestras vidas, dando paso a una actitud de calidez, suavidad y amabilidad que nos permitirá recargarnos de energía y afrontar cualquier reto y dificultad.

Contenido del curso

Las actividades del programa incluyen meditaciones específicas, charlas cortas, ejercicios experienciales, compartir en grupo lo que se experimenta en los ejercicios y prácticas para casa.

El MSC es un taller en el que aprenderemos las habilidades necesarias para integrar la amabilidad y la compasión en la relación con uno mismo en la vida cotidiana.

El objetivo es que experimentes directamente la compasión hacia ti mismo y aprendas las prácticas que la evocan en la vida diaria.

Aunque mindfulness es la base de la autocompasión, no es el único componente. En el programa el énfasis está en proporcionar recursos emocionales para construir resiliencia. El cambio positivo ocurre naturalmente a medida que desarrollamos la capacidad de estar con nosotros mismos de una manera más cálida, amable y compasiva.

•    Sesión 1. Introducción general y revisión de los conceptos fundamentales de
la autocompasión.
•    Sesión 2. Conocimientos básicos de mindfulness o atención plena.
•    Sesión 3. Aplicación de la autocompasión a varios aspectos de la vida.
•    Sesión 4. Desarrollo de la voz interior autocompasiva.
•    Sesión 5. La importancia de vivir en consonancia con los propios valores.
•    Sesión 6. Habilidades para gestionar emociones difíciles.
•    Sesión 7. Cómo lidiar con relaciones interpersonales difíciles.
•    Sesión 8. Cómo relacionarnos con los aspectos positivos de nosotros mismos y cultivar el aprecio hacia la vida.
•    Retiro de silencio de medio día. – Meditaciones, estiramientos suaves y
prácticas de mindfulness y compasión.

El MSC incluye 8 sesiones semanales de 3 horas cada una con una pausa incluida, además de una sesión de retiro de 4 horas.

Se facilitarán apuntes, un manual del alumno, y audios con las meditaciones y ejercicios grabados.

Prerrequisitos

No es necesaria experiencia previa en mindfulness o meditación para asistir al programa MSC. Sin embargo, te pediremos rellenar un pequeño cuestionario antes de inscribirte al curso.

Lecturas recomendables:

  • “Se amable contigo mismo” por Kristin Neff, Editorial Oniro.
  • “El Poder de Mindfulness”, por Christopher Germer, Editorial Paidós.

Fechas:  Miércoles o jueves e 19 a 22h
Fecha de inicio
: Octubre
Lugar: Por confirmar
Precio: 290€ (260 si te inscribes antes del 15 de septiembre)

Para reservar tu plaza, hacer un ingreso de 50€ indicando tu nombre en el siguiente número de cuenta: ES64 3025 0002 4714 3333 7675.

Para más información, envía un mensaje aquí o llama al 620954347

Este curso forma parte del itinerario para ser profesor del programa MSC (Mindful Self-Compassion).

Talleres gratuitos de presentación:
Mindfulness y Compasión: Gestionando emociones difíciles

Disolviendo el juez interior, ¿autoestima o compasión? (consultar fechas)

Facilitadora, Belen GinerTerapeuta gestalt, facilitadora de mindfulness y practicante de meditación desde hace más de 10 años. Mi objetivo es facilitarte el camino para ayudarte a salir de los automatismos, superar patrones limitantes, cultivar una bonita y sana relación contigo mismo y vivir una vida más plena.

Profesora certificada del programa Mindfulness y Autocompasión (MSC) y Mindfulness y Psicoterapia. Miembro de la Asociación Española de Mindfulness y Compasión (AEMind)

*Este programa cumple con uno de los prerrequisitos para llegar a ser profesor del MSC. Para más información sobre el MSC y el itinerario de formación de profesores, puedes visitar www.CenterForMSC.org y en español, www.centerformsc.es

Testimonios

Esto ya no tiene marcha atrás. Después de haber experimentado los beneficios que te aporta estar más presente y ser más autocompasivo no lo puedes dejar, forma parte de tu vida.

He cambiado mi relación con mis emociones. Saber que puedo regularlas ayuda mucho.

Os agradezco haber proporcionado un espacio como éste, que nos permite aceptarnos como somos y abrirnos a la experiencia de vivir intensamente, con compasión, el presente’. Mercedes

‘Con respecto al bienestar mental y emocional me ha venido muy bien porque he aprendido a descubrir pensamientos y emociones para poder identificarlos y poder poner soluciones o bien analizarlas para que no vayan a más. En lo físico he conseguido más fuerza y energía, más empuje.

Lo que más me ha gustado del curso es poder valorar y sentir situaciones diarias, aspectos cotidianos que pasan desapercibidos y que no valoramos o no sabemos disfrutarlos.

Lo mejor ha sido poder estar mejor conmigo y aprender a querer y darme permiso para situaciones que antes me criticaba.

Ahora soy más positiva, no soy tan crítica conmigo ni con los demás, me río más. Intento no hacer grandes los problemas y darles la justa importancia’. Merche

Después del curso me siento mucho más estable.
Me ha servido para reencontrarme conmigo mismo y compartir mis inquietudes con otras personas‘. Xavier

‘He mejorado mi estado mental y emocional, me siento más equilibrada. Ahora cuando tengo una dificultad, me paro, me
resitúo, me tranquilizo y solo entonces sigo adelante’. Carme

Lo que más agradezco es la oportunidad que me habéis dado de ver que puedo tratarme de otra manera, que puedo ser amable conmigo, cosa que nunca se me habia ocurrido antes, ver que puedo cambiar y tratarme mejor“.

“No me és fácil concentrarme, pero practico cada dia y con los audios y los apuntes me siento acompañada”. Josefina

Al mirar mi situación personal, veo que la situación es la misma pero vivida de otra manera.
Ahora sé que no estoy sola en el mundo con mis problemas y esta certeza y sentimiento de sentirme acompañada, que no hace falta que sea física, basta que sea mental, me hace tomármelo todo de otra manera y es,
posiblemente, lo que más me ha ayudado”.

“Me siento agradecida por esta oportunidad y deseo que este programa les pueda llegar a tantas personas como lo necesiten, tanto como sea posible“. Carme

El programa me ha permitido conectar conmigo mismo mucho más que antes y entender algunos de mis sentimientos.
También me han servido las estrategias para enfrentarme a momentos de estrés‘. Pascual

Me ha ayudado a pararme en situaciones difíciles, respirar y quererme. Lo que más me ha gustado es haber poder dedicar un tiempo para mí‘. Blanca

Después del programa puedo controlar un poco más mi bienestar. No me siento tan culpable y he aprendido que si yo no estoy bien no puedo ayudar a nadie.

El grupo ha sido fantástico y he aprendido a relajarme, y tomar consciencia de que necesito dedicarme más a mí, cuidarme mucho más y no sentirme mal.

Ahora siento más cariño hacia mí misma y puedo apreciar el momento, aquí y ahora, disfrutar los buenos momentos y valorarlos a tope’. Nuria

‘Es la primera vez que hago un curso de mindfulness. He superado mis resistencias iniciales y lo recomendaría porque me ha aportado unas posibilidades que desconocía. 

Ahora tengo herramientas para cambiar. Veo que puedo quererme más y perdonarme’. Josefina

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies