Terapia Gestalt Barcelona

Principios gestálticos:

. Vive ahora, ocúpate del presente más que del pasado o el futuro.
. Vive aquí, con lo presente más que con lo ausente.
. Deja de imaginar, experimenta lo real.
. Abandona los pensamientos innecesarios, más bien siente y observa.
. Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.
. Entrégate al desagrado y al dolor tanto como al placer; no restrinjas tu percatarte.
. No aceptes ningún otro “debería” más que el tuyo propio.
. Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.
. Acepta ser como eres.

reflejo-sombra-terapia-gestLa terapia gestalt ayuda a:

– Contactar con las propias necesidades y deseos.
– Gestionar las emociones de forma saludable.
– Liberarse de actitudes y creencias limitantes y escuchar al yo auténtico
– Recuperar el autoapoyo y el auto empoderamiento.
– Aumentar la autoestima y mayor confianza en uno mismo
– Aceptación y superación de duelos, heridas y sufrimiento
– Tomar conciencia de cómo vives tu vida y responsabilizarte de ella

Como terapia humanista que es, la terapia gestalt considera que el ser humano es saludable por naturaleza, tiende a su realización y dispone de los recursos necesarios para desarrollar su vida de la mejor manera.

El organismo trabaja siempre a favor de la salud, tanto a nivel físico como psicológico. Por tanto, solo es necesario armonizarse con la fuente de sabiduría interna.

Para ello buscamos tomar en cuenta nuestra totalidad (cuerpo, mente, emociones, espíritu), abordar las contradicciones internas y alinear nuestros tres centros: mente, emociones e instinto.

La terapia Gestalt promueve la integración de todo lo que somos, lo que nos permite redescubrirnos y reforzar nuestras capacidades y recursos de autoapoyo para superar situaciones de miedos, crisis, ansiedad, aislamiento, fobias, depresión, problemas de relación, duelos, etc..

Al tomar en cuenta al organismo en su totalidad, el aprendizaje es más profundo, y esto nos permite sentirnos más enraizados y con más recursos.

Además, la terapia Gestalt favorece:

El darse cuenta aquí y ahora -Sólo cuando nos damos cuenta de cómo hacemos las cosas tenemos opción de cambiarlas. En gestalt se invita a traer al presente las experiencias que vivimos en nuestra vida, tomando conciencia de cómo reaccionamos a ellas.

La fe en la sabiduría intrínseca del organismo -Nuestro organismo se auto-regula y responde de la mejor manera a un medio cambiante. Para devolvernos la confianza en nuestra sabiduría intrínseca se favorece la libre expresión, de manera consciente, de todo lo que es natural y propio del ser humano.

La responsabilidad -Se fomenta una actitud activa y responsable que permita aprender a observar las conductas y experimentar otras nuevas.

El contacto con el medio -Somos seres interdependientes y la satisfacción de nuestras necesidades pasa por saber gestionar el contacto con los demás.

Preguntas frecuentes

1.¿Qué beneficios aporta la terapia?

La terapia conduce a una mayor comprensión y aceptación de uno mismo, mejor gestión emocional, disolución de creencias y patrones limitantes, y mayor alineamiento de lo que pensamos con lo que sentimos y hacemos.

La terapia da claridad y empoderamiento para hacer cambios.

Sobre todo se trata de cómo percibimos el mundo y cómo reaccionamos a él, generalmente en base al pasado. Con la terapia descubrimos nuevas formas de reaccionar y relacionarnos con lo que ocurre en nuestra vida.

Al tener un mayor conocimiento del mundo interno: reacciones, interpretaciones, emociones y actitudes, esto nos permite actuar en el día a día con más empoderamiento, motivación, libertad, ecuanimidad y compasión hacia uno mismo.

2. ¿Qué diferencias hay con la psicología convencional?

La terapia gestalt forma parte de la tercera corriente de la psicología, la terapia humanista, que afirma que el hombre es saludable por naturaleza y nuestro objetivo es devolvernos al estado de salud y armonía natural que nos pertenece.

Desde la Gestalt se atiende y se trabaja desde el momento presente, viendo cómo interrumpimos esta armonía natural, teniendo muy en cuenta al cuerpo y las emociones. Se prima la experiencia por encima del análisis y la racionalización, ya que considera que somos un todo integrado (mente, emociones, cuerpo y espíritu) y es necesario dar voz y armonizar todas las partes.

3. ¿Qué temas se trabajan en terapia?

Vacío, insatisfacción, ansiedad, depresión, negatividad, conflictos en relaciones, duelos, cambios.

brazos abiertos terpia gestalt4. ¿Para quién es y para quién no es?

La terapia es para las personas que están abiertas a un proceso de crecimiento interior basado en la honestidad y la compasión con un@ mism@, tomando responsabilidad por la propia vida.

No es para los que buscan soluciones instantáneas.

El proceso facilita la resolución de problemas yendo a la causa y raíz de los mismos, para lo que necesita que estés dispuest@ a abrirte con honestidad a tus propias heridas y dificultades, a tu historia personal, con el coraje y la compasión necesarias para afrontarl@s.

5. ¿Cómo elegir un buen terapeuta?

Es fundamental que, además de las credenciales, te dejes guiar por la intuición y que esa persona te genere bienestar y confianza. La relación con el terapeuta es clave para el éxito de la terapia.

Además de los estudios y formaciones, es importante también que haya pasado por un proceso personal.

El autoconocimiento es un viaje interno que permite verse en profundidad y de esta manera poder ver y sentir con más claridad al otro,  sabiendo en primera persona lo que funciona y lo que no, para así poder ofrecer su experiencia y su camino.

6. ¿Qué necesito saber sobre el proceso?

La transformación personal es un proceso que se inicia con la voluntad de cambio y con la valentía de mirar hacia adentro, desde la intuición que nos dice que si hay patrones negativos que se repiten en nuestra vida, algo tenemos que ver con ello y algo podemos hacer.

En ciertos momentos, sin embargo, estamos tan atrapados en nuestras propias historias y forma de hacer las cosas, que es necesario una ayuda externa que nos ayude a ver con claridad y atravesar los obstáculos que nos impiden crear algo nuevo.

El compromiso personal con la terapia es necesario para ir avanzando: a medida que se va tomando conciencia, vamos accediendo a nuestros recursos y alcanzamos un mayor autoapoyo, más equilibrio, fuerza interior, confianza y autoestima. Por su lado, el terapeuta se compromete con su presencia, actitud y experiencia a aportar lo que sea más adecuado para la persona en cada momento.

Una vez empezamos a darnos cuenta de cómo funcionamos y por qué, se inicia un camino en el que no hay marcha atrás, y cada vez nos sentimos con más fuerza y amor por nosotros mismos para realizar los ajustes necesarios.

7. ¿Cuánto dura?

La terapia se realiza semanal o quincenalmente, en sesiones de una hora.

El tiempo de duración del proceso se pacta en función de las necesidades, y siempre es recomendable concluir la terapia con una sesión de finalización o cierre.

8. ¿En qué consisten las sesiones?

Para lograr un aprendizaje integral, durante la sesión se usan técnicas expresivas, teatrales y vivenciales en general, obteniendo una experiencia terapéutica que se graba en la mente, el cuerpo y el corazón, lo que sirve para sentar las bases para los cambios.

El terapeuta por su parte no interpreta ni condiciona: simplemente acompaña, usándose a sí mismo en la terapia y aportando sus recursos. Atiende a la conducta, no a las explicaciones. Tiene un estilo directo y activo y favorece el darse cuenta y no las preguntas especulativas; el aquí y ahora en lugar del allá y entonces.

9. ¿Cuál es el precio?

El precio de las sesiones es de 50€ la hora.

Para concertar una primera visita, llama al 620954347 o envía un mensaje explicando qué es lo que necesitas. También se realizan sesiones por skype.

Contacta

 

Más sobre Gestalt

Encuadre de la terapia Gestalt en la Psicología 

La terapia Gestalt fue creada y desarrollada alrededor de 1950 por el psiquiatra y psicoanalista alemán Fritz Perls, que bebió de las dos grandes fuentes del momento: el psicoanálisis y la psicología de la gestalt alemana, así como del pensamiento fenomenológico y existencialista, el trabajo corporal de W. Reich y A. Lowen, y las técnicas expresivas y el psicodrama de J. Moreno.

La Gestalt se engloba dentro de las terapias humanistas, que fueron la tercera gran corriente que surgió tras los movimientos psicológicos iniciales: conductualismo y psicoanálisis (ambos centrados en trabajar la parte mental del individuo, con una visión materialista y racionalista del mismo).

El humanismo fue la primera corriente que empezó a tomar en cuenta a la totalidad del individuo, desde la parte física, hasta la emocional, mental, espiritual y social.

Fritz Perls se interesó por los trabajos corporales (bioenergética, conciencia corporal, etc..) que pusieron de manifiesto cómo el cuerpo recoge y plasma la estructura del carácter y crea diferentes corazas y estructuras musculares, desarrollando la forma de liberarlas a través de la expresión.

Por último, Perls integró en la terapia la espiritualidad (el alma o principio generador que mueve al individuo a realizar su vida de una manera y no otra), profundizando en la meditación zen y concluyendo que la conciencia meditativa, que nos permite el acceso a nuestra sabiduría intrínseca, constituye el autoapoyo más profundo.

 Contacta

Links relacionados
Aprender a aceptarme tal como soy. Cómo neutralizar al juez interior

Aceptación incondicional, reto imprescindible para la autoestima

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies